«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 28 de abril de 2013

Revisión y revolución tecnológica


«Dentro de esa «izquierda» de discursos rimbombantes, de lujos y salones empolvados, de suntuosidad, nepotismo, tráfico de influencia y mucho clientelismo —vamos, un reflujo de los mismos defectos del capitalismo— se ha desarrollado el dogma, intoxicada por algún elemento sociológico-antropológico de academia mesiánica, de que a la luz de la «revolución tecnológica» las relaciones sociales ya no son las mismas, y que en consecuencia el materialismo dialéctico, el marxismo-leninismo, y su elemental lucha de clases ya no tienen cabida, «ortodoxia trasnochada» dicen los revisionistas postmodernos (…) esa revisión ha calado en las masas, y lo ha hecho bajo la utilización de los mismos mecanismos de comunicación, diversión y alienación que emplea el capitalismo (…) Nosotros, los COMUNISTAS, estamos obligados a dar una respuesta contundente a tal revisión y deformación de las leyes generales del socialismo científico (…) Y es que estos «oportunistas», infiltrados en las masas proletarias, olvidan para su conveniencia que las relaciones sociales, que la realidad dialéctica, sigue siendo exactamente la misma, que las relaciones sociales engendrada por los modos de producción, tenencia y concentración de los medios de producción siguen inmutables a la luz del avance tecnológico». (P.M.; KBML-1917.MK9, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»