«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 18 de abril de 2013

Miles de campesinos exigen en Brasil una reforma agraria

Ha de apuntarse específicamente que el PT Brasileño se ha ocupado de mantener inamovible la tenencia y concentración de los medios de producción, incluso los ha favorecido… Y ha priorizado organizar olimpiadas que resolver los verdaderos y coyunturales problemas del pueblo brasileño, especialmente del campesinado…


Miles de campesinos del Movimiento de Trabajadores sin Tierra (MTS) ocuparon este miércoles edificios públicos, haciendas y realizaron marchas en ciudades brasileñas en contra de impunidad en el campo y por la aceleración de la reforma agraria.

Los labriegos bloquearon también varias avenidas y carreteras en los estados Paraná y Minas Gerais, ocuparon haciendas consideradas improductivas en el territorio de Pernambuco e invadieron oficinas públicas en Ceará y Río Grande do Sul, según un comunicado del MTS.

Las manifestaciones se realizaron para demandar el fin de la impunidad en el campo, donde son asesinados líderes campesinos por encargo de latifundistas y en recordación al Abril Rojo, cuando fueron muertos 19 brasileños en abril de 1996, durante la represión policial de un mitin en la localidad amazónica de Eldorado de Carajás.

Brasil vive un escenario muy parecido a décadas anteriores, debido a la debilidad de la justicia y la impunidad reinante en las zonas rurales, revela la nota de esa organización.

Desde el inicio del proceso de democratización del país en 1985 fueron asesinados más de 1.700 líderes y militantes en la lucha por la tierra, pero fueron juzgados apenas 91 de los culpables y condenados 21 que ordenaron los crímenes, destacó Joao Pedro Stédile, del MTS.

En Brasilia, los labriegos avanzaron por la explanada de los ministerios hasta al Supremo Tribunal Federal, donde exigieron justicia para sus compañeros asesinados y reclamaron una acción del gobierno federal para legalizar la situación de 150.000 familias que viven en campamentos y en haciendas consideradas como improductivas.

Diego Moreira, representante del MTS en esta capital, solicitó agilidad en los procesos judiciales y el juzgamiento de los responsables de los crímenes para acabar con la impunidad y el abuso. Demandó igualmente al gobierno la aceleración de los proceso de entrega de tierra y dijo que la prometida “reforma agraria está estancada”.

En Rio de Janeiro, los sin tierras se concentraron frente a la Superintendencia Estadual del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) para solicitar la entrega de terrenos agrícolas.

Durante la jornada se realizaron manifestaciones también en Sao Paulo, en reclamo de nueva política de viviendas populares. El alcalde de la ciudad, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, pidió tiempo para buscar una solución a ese problema.


PL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»