«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 15 de febrero de 2013

Vence plazo para fijar salarios mínimos en Nicaragua

Cuando se abandona la senda revolucionaria marcada por héroes y mártires se termina transitando por economías mixtas, socialdemocracia, revisionismo, reformismo… y por capitalismo blando -perdón quise decir ‘unidad’ nacional-; atrás quedó la lucha de clases, en realidad fue herida cuando en los ochenta se decidió mantener la funcionalidad económica capitalista, y luego asesinada cuando allá por los noventas ‘creamos’ burgueses con el patrimonio del partido…

¿Que realidad esta no compita? Obrero y campesinos peleando por migajas, otros recibiendo bonos, bonos y más bonos; asistencialismo en realidad, y ninguna respuestas coyuntural… Nos ablandamos y en el camino hemos perdido hasta la capacidad de crítica y autocrítica…, muy a medida del poder y la propaganda alienante…

¡¡¡ Que la sangre de HEROES Y MARTIRES nos arrastre por el despeñadero de la historia por no haber cumplido sus ‘sagrados’ sueños!!!; creo que ahora lo llaman cristianismo…

El documento:


El plazo de seis meses para fijar el salario mínimo de los trabajadores nicaragüenses vence hoy de acuerdo con la Ley 129 referida a este tema, medular para muchas familias en condiciones de precariedad económica.

Pese al significado de la cuestión y a los anuncios de acelerar la negociación para resolverlo en el menor tiempo posible, hasta el momento no logró llegarse a un consenso debido a los desacuerdos entre las partes implicadas en el diálogo: empresarios, trabajadores y Gobierno.

La demora del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) en presentar su propuesta es el factor que más incidió en la necesidad de llegar hasta una quinta negociación, celebrada la víspera, sin resultados aparentes hasta este viernes.

Según expresaron los empleadores prefieren ocultar su estimado hasta el último momento para "evitar especulaciones en el mercado".

Otros motivos de controversia en la mesa de diálogo establecida desde inicios de enero giraron en torno a la propuesta elevada por el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Cominipyme) que contradijo lo acordado antes con los sindicatos.

Los delegados de esa instancia propusieran un incremento para ese sector de siete por ciento y 18 para los otros, pese a que había pactado con los trabajadores aumentar el monto salarial a 10 por ciento.

Mientras, los representantes de los empleados mantienen su determinación de defender un ajuste de 18 por ciento e insisten en que las maniobras de sus contrapartes solo están encaminadas a demorar el ajuste que deberá incidir en la situación de al menos 100 mil personas.

La Ley del Salario Mínimo establece que este aplica a nueve sectores de la economía y tiene que ajustarse cada seis meses a partir de una negociación tripartita de un máximo de cinco rondas de conversaciones en presencia del titular del Ministerio del Trabajo.

De no llegarse a un acuerdo en esa cantidad de reuniones, el Gobierno puede decidir si se aumenta o no y en qué porcentaje.

El salario mínimo en Nicaragua oscila de 95 a 215 dólares, en dependencia de cada sector.

Prensa Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»