«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 24 de febrero de 2013

¿Qué fue del socialismo científico?


«Siempre he manifestado que la unidad no es una quimera, que la unidad debe de ser bien entendida, y que para la izquierda sólo puede ser cuando las fuerzas revolucionarias pueden hegemonizar y conducir esa unidad y convertirla ya no solo en una revolución armada, social o política; sino y fundamentalmente en una «Revolución Proletaria y de Clase» (…) En ese sentido, expresar que nadie puede negar que los procesos existente en la Patria Grande resultan en una respuesta a las contradicciones que genera el capitalismo, que los mismos están dando respuestas inmediatas a los pueblos y mejorando sus condiciones de vida; pero en modo alguno se puede considerar que son procesos revolucionarios proletarios o socialistas; sencillamente, hasta este momento, su praxis está anclada en el reformismo aunque la fraseología indique otra cosa. La lucha «parlamentarista» nunca ha conducido a otra cosa (…) de allí que hablar de proceso «revolucionario» cuando no se está cuestionando la funcionalidad elemental del capitalismo y sus modos de producción, tenencia y concentración de los medios de producción, no solo es una gran mentira, sino que es una negación del socialismo científico, del marxismo leninismo y una explícita manipulación de la voluntad de las masas que se creen -que han sido inducidas por el discurso a creer- insertadas en procesos al socialismo (…) La bandera de las luchas proletarias y de clases se resumen en estas pocas líneas del Manifiesto de Partido Comunista: «Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar. ¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES, UNIOS!» (…) Y no ocultéis vuestras intenciones, extinguir para siempre a los explotadores». (P.M.; KBML-1917, MK9, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»