«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 15 de febrero de 2013

Masacre de Dresde, crimen olvidado del Reino Unido

Mientras el Reino Unido pretende ser defensor de los derechos humanos en países, como Afganistán, Irak y Siria, entre otros, su propia historia saca a luz que este país europeo es el autor de flagrantes violaciones de estos derechos.

El documento:


En 1945, el Reino Unido llevó a cabo una de las peores masacres de la historia, cuando asesinó mediante bombardeos por saturación a más de 500 mil ciudadanos y refugiados alemanes, en su mayoría mujeres y niños.

Bajo la orden del entonces premier británico, Winston Churchill, más de 700 mil bombas de fósforo cayeron sobre unos 1,2 millones de habitantes indefensos de la ciudad de Dresde, este de Alemania; lo que no solo convirtió en ruinas a uno de los mayores centros del norte de Europa, sino también dio lugar a uno de los peores crímenes de guerra acaecido durante la Segunda Guerra Mundial.

El bombardeo de Dresde, acaecido el 13 de febrero de 1945, fue tan implacable que, a juicio de algunos historiadores, es el colmo de la locura de Churchill.

“No quiero sugerencias en cuanto a cómo podemos desactivar la economía y la maquinaria de guerra, lo que quiero son sugerencias sobre cómo podemos asar a los refugiados alemanes en su huida de Breslau”, dijo Churchill.

Hacia el final de la guerra, se creó, por fin, la tormenta de fuego tan deseada por el primer ministro británico. El ataque de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido (RAF, por sus siglas en inglés) y las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos (USAAF, por sus siglas en inglés) a Dresde marcó la muerte de más de 260 mil personas. No obstante, no se pudo localizar y contar los perecidos en el centro de la ciudad, debido a la temperatura de 1600 grados centígrados que predominaba en la zona.

Los ciudadanos de Dresde apenas tuvieron tiempo para llegar a sus refugios y los que buscaban refugios subterráneos, frecuentemente fueron sofocados por el humo y la falta de oxigeno. Mientras que los cuerpos de otros tantos fueron derretidos.

Cuando se inició el bombardeo, nadie imaginaba que en menos de 24 horas, todas esas personas inocentes perdieran la vida, gritando en medio de las llamas de la tormenta del fuego creada por Churchill.

Si hubiera un crimen de guerra, sin duda alguna, la tragedia de Dresde podría ser colocada en el tope de los más siniestros de todos los tiempos. Tristemente, Churchill, quien lideró la muerte de más de medio millón de civiles inocentes en esa masacre, en 1953 fue nombrado caballero por la reina Isabel II.

La reina británica otorgó la distinción de Caballero de la Jarretera, es decir la más alta orden de caballería del Reino Unido.

Hispan TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»