«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 8 de febrero de 2013

Amarillismo


«El término se empleó exclusivamente en un primer momento  para referirse a la prensa sensacionalista, en la actualidad se acepta que todo aquel discurso u acción encaminado a manipular los sentimientos, las emociones, de los que lo reciben es amarillismo. El objetivo del que lo emplea es manipular las opciones de los sujetos respecto a un tema concreto y así conseguir su atención, afinidad y finalmente aprobación; por ese orden. Por ejemplo: los antiabortistas emplean imágenes de productos que superan la edad gestacional a la que la ley regula el aborto —estos no convencerían a nadie con una imágen de un feto sin ninguna definición morfológica—; la «obras social» de las empresa privada, etc. El amarillismo forma parte de la violencia estructural del sistema y es altamente alienante». (Bitácora (M-L); Terminológico, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»