«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 18 de enero de 2013

Teología de la liberación


«Es un conjunto de ideas de justificación «teosóficas» surgidas en el seno de la iglesia católica, y fundamentalmente entre los jesuitas, se trata de un intento por hacer del cristianismo una respuesta más tangible para los desposeídos en los planos políticos, económicos y sociales. Entiende a la pobreza como un pecado social en el que hay ejecutores y víctimas. Se caracteriza por adolecer de una estructura ideológica propia que considerar; y podemos asumir que es el resultado de la mezcla de dos corrientes filosóficas completamente contrapuestas: por un lado el idealismo propio de las religiones judeocristianas encarnado en la «caridad elemental», y del otro el materialismo dialéctico como fuente de las ideas más avanzadas de emancipación social. En algún momento, ante las contradicción elemental entre el idealismo y materialismo filosófico, así como la interacción con los movimientos emancipadores latinoamericanos, los militantes de la teología de la liberación abrazaron el marxismo-leninismo; y cuando se produjo el colapso del «bloque» migraron al postmodernismo neoliberal, con poquísimas excepciones, lo que ha venido a demostrar lo ya referido, la carencia de bases ideológicas firmes y propias». (Bitácora (M-L); Terminológico, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»