«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 29 de diciembre de 2012

Evo nacionaliza dos filiales españolas de energía eléctrica

Que continúo el ejemplo… En Nicaragua estamos pendientes de nacionalizar esos sectores estratégicos…




El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este sábado la nacionalización de las distribuidoras de electricidad Electropaz y Empresa de Luz y Fuerza de Oruro (Elfeo), filiales de la empresa española Iberdrola, con el objetivo de garantizar “el derecho humanitario de los ciudadanos que viven en el área rural, precautelando su economía”.

“Nos hemos visto obligados a tomar esta medida para que las tarifas de servicio eléctrico sean equitativas en los departamentos de La Paz y Oruro y la calidad de servicio eléctrico sea uniforme en el área rural y en el área urbana”, dijo el mandatario desde el Palacio de Gobierno en la capital boliviana.

La filial de Iberdrola en el país suramericano, Iberbolivia, contaba con 89,5% de las acciones de Electropaz y 92,8% de las acciones de Elfeo. Tras el decreto de nacionalización, las acciones pasan a manos de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende) boliviana.

El decreto dispone que la compensación a la empresa española resultará de una valoración realizada por una “empresa independiente (…) en el plazo de 180 días hábiles”.

“En resguardo del interés público, el gerente general de ENDE contará con el apoyo de la fuerza pública para garantizar la continuidad de la distribución eléctrica”, precisó el jefe del Estado Plurinacional durante la lectura del decreto.

Morales justificó que hay una brecha grande entre las tarifas urbanas y rurales en estos departamentos, por lo que se decidió la “nacionalización” de las distribuidoras eléctricas.

Citó el caso de La Paz, donde la tarifa eléctrica urbana en promedio es de 0,63 bolivianos (0,09 dólares) por kilovatios/hora, mientras que en el área rural es de 1,59 bolivianos (0,23 dólares).

Evo Morales ya expropió en 2010 las acciones de cuatro empresas generadoras de electricidad, incluidas dos filiales de la francesa GDF Suez y la británica Rurelec, que inició un arbitraje a Bolivia en la Corte de La Haya por esa medida.
Además de las eléctricas, el mandatario ha nacionalizado una quincena de empresas de hidrocarburos, cementos y minas, entre otras, desde que llegó al poder en 2006.


Contra Injerencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»