«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 5 de noviembre de 2011

Carta (consideraciones) de un N2.0

Recientemente me han hecho llegar un documento filtrado desde el circulo del grupo N2.0 que resulta en una interesante crítica de unos de sus miembros respecto a la funcionalidad del mismo, interesante porque proviene desde dentro, pues en contenido simplemente confirma lo que ya he descrito en algunas anotaciones anteriores: Nicaragua 2.0 (N2.0), Grupúsculos para una oposición virulenta, Comentario sobre Nicaragua en la Movilización Global.

En todo caso hay puntos transcendentales por los que el autor pasa de puntillas sin entrar en las explicaciones necesarias, puede que se deba a la falta de información entre los mismos miembros como deja plasmado en algunas frases…, es así como algunos puntos me general necesarias preguntas:

Punto 4: ¿Quiénes son los aliados estratégicos? Implícitamente está afirmando que apoyan o están del lado de un bando que tiene prácticas que podrían definirse como corrupción…

Punto 6: El autor olvida apuntar que esos problemas estructurales reconocidos y reconocibles están siendo atendidos por el gobierno, que hay un proyecto político-económico en marcha encaminado a transformar esas realidades, y esa es una propuesta de transformación social, la única…

Punto 7: Acierta al plantear la diferencia, pero olvida que en Nicaragua no se puede provocar un “transformación” desde las redes sociales; primero porque el acceso a las nuevas tecnologías sigue siendo limitado, y el segundo es lo ya descrito en el párrafo anterior.

Punto 8: Es quizá el que más me intriga, el apunte más importante, el más necesario al que espero N2.0 ó alguno de sus miembros de respuesta… En él se dice explícitamente que reciben financiación, ¿De quién? ¿Quiénes son esos “anónimos”? En el aparatado se deja claro que no todos los miembros saben o conocen el origen del dinero que emplean para sus actividades… ¿Entonces quienes son los que saben de esos vínculos o conocen a “esos desconocidos” y “generosos donantes”? ¿Indica esto que los demás miembros están siendo manipulados empleando el método OTPOR? ¿Por qué se oculta información de esa trascendencia a los miembros?

Punto 9: Nos deja claro una posición clasista ligada a los procesos educativos de cada individuo… Asume que el valor de cada sujeto para desempeñar un cargo está determinado necesariamente por los títulos…, un argumento muy frecuente entre grupos opositores…, esto indica que los títulos los han descontextualizados y se ven como parte de un grupo de elegidos…

En su conclusión no hace sino que dudar de las propuestas del grupo (en teoría), más bien de esa voluntad transformadora de la que dicen disponer.

A continuación les reproduzco el documento integro:


Por Myron Tom

1.El problema del modelo mental (paradigma): La concepción generalizada en N2.0 sobre los medios para generar cambios es, a mi juicio, equivocada. En el grupo impera esa idea de generar cambios a través del “impacto mediático”, valiéndose para ello de los medios de comunicación tradicionales, principalmente. La dinámica de las actividades emprendidas por N2.0 ha sido, en la mayoría de los casos, la siguiente: a) planificar la actividad, b) llamar a los medios de comunicación, c) realizar la actividad con la efectiva cobertura de los medios, d) ocupar un espacio en los noticieros y en la página de política de los diarios del día siguiente. Parece que cuando esas condiciones se cumplen, entonces la actividad ¡FUE UN ÉXITO!

2.Los actos “simbólicos” y la falta de sentido común: Otra idea que impera en N2.0 es el de realizar acciones porque revisten de un gran “simbolismo” y no tanto por la utilidad de la acción misma para el cumplimiento de los objetivos planteados (debería decir intenciones, pues no hay objetivos en el sentido técnico). Por ejemplo, el protestar frente al CSE y recolectar firmas para pedir la destitución del magistrado de facto Roberto Rivas deberían ser acciones que se lleven hasta las últimas instancias, con las sincera determinación de que es eso lo que se quiere lograr. No obstante, percibo esa actitud de “sabemos que no lo vamos a lograr”, pero se hace de todos modos por que tiene simbolismo y un consecuente “impacto mediático”.

A lo anterior habría que agregar la falta de sentido común en la concepción de las actividades mismas (lo que no deja de ser reflejo de ese querer generar impacto mediático). Francamente me he llegado a sentir un poco ridículo por protestar y exigir ante personas o instituciones lo que, por lógica, debería exigirse ante otras personas e instituciones, que tienen tanta o mayor responsabilidad en eso por lo que se protesta. Volviendo al ejemplo anterior, si lo que quiero es la destitución de Roberto Rivas al mando del CSE, ¿no debería exigir tal demanda a la Asamblea Nacional que es la facultada para tomar decisiones en ese sentido?

Hacer acciones simbólicas, aunque carezcan de sentido común, no hace de N 2.0 generadores de cambio, sino en generadores de contenido noticioso para los medios de comunicación.

La siguiente imagen (posteada por Don Carlos Pérez en perfil de Facebook) muestra más o menos lo que quiero explicar:

*No he tenido acceso a la imagen a la que se refiere; apuntar que Pérez suele utilizar explotación de imágenes, para dirigir el juicio del observador.

3.Un barco sin brújula: Precisamente como consecuencia de ese modelo mental de generar “impacto mediático” usando como principal recursos los “actos simbólicos” es que N2.0 adolece de objetivos concretos y específicos, a no ser que el objetivo sea justamente el de provocar impacto mediático. En ese sentido, no se ha logrado (o no se ha querido) identificar las variables que sirvan de indicadores para evaluar si el trabajo del grupo está produciendo resultados. Es cierto que N2.0 no es una ONG, como refutaran algunos, pero todo proyecto (N2.0 es un proyecto) debe tener bien identificadas las señales que lo mantengan en la dirección correcta. Tener una página en Facebook con tres mil y pico de seguidores que le dan ‘like’ a todo lo que ahí se postea, no es un termómetro fiable (ni mucho menos un motivo de alegría) para saber si las cosas se están haciendo bien.

4.Los Aliados Estratégicos: El principio de integridad individual de N 2.0 plantea que “cada individuo debe asumir en su vida cotidiana principios y valores que promuevan el respeto”, agrega que “los cambios colectivos son consecuencia del cambio individual”. Durante estos meses he conocido personas entre esos ‘aliados estratégicos’ y entre los otros movimientos que se autodefinen como prodemocráticos con lo que se ha tenido participación, y a fuerza de ser sincero, debo admitir que también dentro del mismo N2.0, cuyo comportamiento me indica que si ocupasen un cargo público no serian mejor que los funcionarios corruptos a los que tanto critican. Yo no estoy de acuerdo en aliarme con personas que no ponen en práctica los valores que pregonan, solo porque aparentemente están del mismo lado que nosotros, es decir, criticando el Gobierno, y eso incluye a los medios de comunicación.

5.Un poco más de lo mismo: En un principio se dijo que N 2.0 aspiraba a ser una verdadera opción, un movimiento que en sus acciones se distinguiera por no caer en los errores que han llevado al fracaso a otros movimientos sin dejar resultados. Pero, ¿es realmente N 2.0 un movimiento distinto de los demás? ¿Se han hecho las cosas correctas o solo se hacen con un estilo diferente? Me disculpan la franqueza, pero sin menosprecio de las ideas puestas en práctica, a mi me parece que entregar un Cepillo de Oro y colgar una cabeza de cerdo, son solo dos maneras distintas de hacer lo mismo; y la misma lógica aplica para las pintas, piquetes, mini marchas, recolecta de firmas, volanteo, etc., todos recursos que han venido utilizando los movimientos “democráticos” desde hace tiempo, sin producir resultados visibles.

6.N2.0 ¿proactivo o reactivo? ¿Propositivo o negativo?

Algunas personas me han dicho, y tiene mucho sentido, que la gente no necesita que se les esté recordando los problemas del país, pues la gente sabe perfectamente cuáles son esos problemas, y que su aparente indiferencia no es por falta de consciencia, sino por falta de alternativas (puede entenderse también como falta de orientación) para solucionar esos problemas; de modo que la gente necesita escuchar propuestas que apoyar. Veo entonces que sumarse a la ‘campaña mediática’ en contra del gobierno y la figura de Daniel Ortega no abona a esa visión, sino que afianza la antipatía de los que no creen que Ortega es el origen de todos los males, como si olvidáramos que entre los extremos hay muchísimas formas de pensamiento.

7.El poder de la red social:

Parte del concepto de N2.0 es el de un movimiento con presencia en la red social, sirviendo ésta de principal canal de comunicación con sus seguidores, inspirado en el poder de convocatoria que ha demostrado tener en casos como el de Egipto y España. No se ustedes, pero a mí me resulta evidente que la red social no tiene tal poder en Nicaragua, aquí la cosa es distinta; jamás se producirá un fenómeno similar al de los casos mencionados. Aún más, si algún provecho pudiera sacarse de ese supuesto poder de la red social, solo se materializaría si N2.0 cambiara su enfoque a uno más propositivo y menos reactivo.

8.Los generosos colaboradores: Tengo entendido que hay personas que colaboran con recursos financieros para la causa de N2.0, lo que, en efecto, ha ayudado en parte a cubrir varias necesidades para el trabajo del grupo y las actividades emprendidas. No tengo la más mínima idea de quienes son esas personas, pero aun así me cabe la duda si esa “amable” colaboración obedece a una genuina y sincera simpatía con las aspiraciones que en teoría abandera N2.0 o si en el fondo responde a intereses y/o vinculaciones de otro tipo. ¿Esas personas continuaran brindando su colaboración a N2.0 aun si en las elecciones se produce un resultado para ellos satisfactorio? ¿Mantendrán su interés en los objetivos (o intenciones) planteados por N2.0 independientemente del escenario político inmediato? Habría que ver para creer.

9.Gobernar desde abajo: La gente suele referirse de manera peyorativa a Daniel Ortega como “El Bachi”, incluyéndome, haciendo alusión a su falta de preparación académica y su consiguiente falta de capacidades técnicas para estar al frente del Gobierno, pero hay que admitir que como político él y el FSLN demostraron tener mucha inteligencia y conocimiento cuando advirtieron que iban a “gobernar desde abajo”. Fuera de todo contexto, de ese “gobernar desde abajo” yo rescataría los elementos que a mi entender implica dicha táctica: 1) organización desde las bases, 2) trabajo en el territorio, 3) comunicación directa con la gente y 4) construcción de representatividad y liderazgo.

A fin de cuenta, y usando la siguiente analogía, lo lógico es reclutar y capacitar a los soldados antes de ir a la guerra, y no ir a la guerra e intentar reclutar ahí a los soldados. Ciertamente, debo aceptar, han habido personas que en esa dinámica (la de reclutar en el mismo campo de batalla) que han mostrado interés en integrarse al movimiento; el problema, no obstante, es que en esos casos, según he observado, no se ha hecho más que llenar hojas con nombres y direcciones, mantener comunicación unidireccional por correo electrónico o sugerir que nos busquen la fan page de N2.0 en Facebook.

Sé que la comisión de reclutamiento trabaja en la integración de más personas al movimiento; no obstante, en ese contacto se mantiene esa actitud reservada, hasta casi miedosa, de limitar la información a transmitir, inclusive sobre las preguntas más básicas, como ¿quiénes integran el grupo? ¿cómo están organizados? ¿hay un grupo que lidere el movimiento? ¿cómo y de dónde se conocen?, etc. Creo que mientras no se sea transparente, sincero y aterrizado con las personas, la labor de reclutamiento no dará frutos sustanciales. Y eso, nuevamente, es reflejo de un modelo mental, no es solo una cuestión técnica.

Ningún movimiento crecerá significativamente concentrando la mayor parte de sus esfuerzo a realizar manifestaciones públicas (sean originales o no) en las que en ocasiones hay mas periodistas que protestantes. Lo que hay que hacer entonces es “gobernar desde abajo”.

10. ¿El verdadero propósito de N2.0?: Finalmente, durante este tiempo me he preguntado si las acciones hasta ahora emprendidas por el grupo ¿contribuyen a ese propósito de transformar la cultura política mediante la educación cívica de la ciudadanía? A mí me da la impresión que N2.0 se ha limitado a intentar influir en el electorado para evitar un horizonte político que no es de nuestro agrado. De continuar con esa tónica, si estoy en lo cierto, no es muy difícil imaginar que el movimiento tendrá una vida efímera, pues no aporta nada sustancial más allá de la mera coyuntura electoral.

CONLUSIONES: Nótese, pues, que mis observaciones se refieren especialmente a paradigmas, actitudes, formas de pensamientos, creencias bastante generalizadas sobre como son y cómo deben hacerse las cosas, y no está a mi alcance –y tampoco es mi intención- hacerles cambiar de parecer, ni mucho menos intentar imponer lo que yo creo. Si el asunto tuviera que ver exclusivamente con cuestiones técnicas, tengan por seguro que no habría tomado la decisión de retirarme.

Debo dejar en claro que aunque estoy totalmente de acuerdo con lo que en teoría aspira N2.0 (el Qué), no estoy convencido de los métodos hasta ahora emprendidos (el Cómo) para supuestamente lograr esas aspiraciones.

Por eso prefiero mantenerme al margen de todo, especialmente durante el alboroto electoral. No descarto la posibilidad de integrarme nuevamente al grupo, pues en lo que si estoy convencido es que en él hay chavalos y chavalas de muchas capacidades, mucho potencial y de gran espíritu.

En todo caso, esa posibilidad la consideraré solo después de pasado este año y ojala que con ello todo el escándalo de las elecciones, pues es cuando N2.0 puede demostrar que realmente es, independientemente de los resultados del 6 de noviembre, una apuesta a mediano y largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»